La mujer tenía 44 años y ha estado 24 horas luchando por su vida, pero finalmente acaba de fallecer. Recibió dos disparos, presuntamente de su pareja. Uno en el pecho y otro en la cabeza, a corta distancia, en la puerta de su casa. Allí la encontraron los vecinos, que llamaron a los equipos de emergencias. Un nuevo supuesto caso de violencia machista que ha ocurrido en Guadahortuna, a 60 kilómetros de Granada. El presunto agresor, de 53 años, fue detenido por la Guardia Civil tras huir del lugar de los hechos. Se enfrenta a un delito de homicidio y tenencia ilícita de armas. No tenía licencia del revólver con el que supuestamente disparó a la mujer. La pareja no convivía en este momento, según la Guardia Civil y tenía tres hijos. El hombre tiene antecedentes policiales por varios delitos, pero ella no lo había denunciado por violencia de género. Según los vecinos, no tenían buena relación y se separaban cada cierto tiempo. El agresor ha sido trasladado a los calabozos de la comandancia de la Guardia Civil en Granada. Un portavoz ha explicado que, además de detener al presunto culpable, los agentes hallaron el arma disparada, para la que no tenía licencia. Los investigadores le imputan un delito de homicidio en grado de tentativa y tenencia ilícita de armas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *