En declaraciones a periodistas durante una visita a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, Ábalos ha afirmado que “el Gobierno tiene capacidad, si quieren las partes, para mediar”, y echar una mano así a otras administraciones, pese a que estas no tuvieran “solidaridad” en ocasiones anteriores. “No nos importa mediar, pero, insisto, el ordenamiento jurídico está para cumplirlo y hoy por hoy es una competencia que le corresponde a la comunidad autónoma, le guste o no le guste”, ha dicho Ábalos. El ministro ha opinado que el conflicto era “previsible” porque atañe a “dos sistemas de movilidad de transporte urbano que realizan una actividad similar”. Por eso, el Gobierno decidió el año pasado -y el Congreso convalidó después- que la regulación del VTC la llevaran las comunidades autónomas y los ayuntamientos, al igual que siempre han regulado al taxi. “Si se pretende un equilibrio entre dos actividades que coexisten en un espacio físico (una ciudad), lo normal es que lo regule una sola autoridad”, ha explicado Ábalos, que ha recordado que así se regula también la movilidad urbana con otros medios de transporte, como los coches compartidos o las bicis y patinetes alquilables. En ese sentido, ha añadido que “es incomprensible” que algunos elementos de la movilidad urbana puedan quedar al margen de esa capacidad”, en referencia a las licencias de VTC. También ha apuntado que el Gobierno anterior del PP “no lo había arreglado” durante años y él se encontró el conflicto sin resolver al llegar al Ministerio. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *