El Guardia urbano, Albert López, en prisión preventiva desde hace un año acusado de ser el presunto autor de la muerte de su compañero, Pedro Rodríguez (hechos por los que también está imputada la agente Rosa Peral) llevaba muy mal la nueva vida de la que antaño fue su amante. Rosa Peral a principios del a, en ee papel jueue papel juegaba< , en ela ytartstienda el despdchado albvert. sa), decloarao anteb la jue zde insytrtuccionn nño 2017, rompió con su pasado y se centró en un hombre, Pedro Rodríguez que, como ha reiterado la agente en diversas entrevistas con este medio, entendió que el centro de su vida eran sus hijas y que, por lo tanto, se prestó a construir un proyecto de familia con ellas. Albert, enfadado El agente de la guardia urbana, David Noriega, amigo de los tres (Pedro, Albert y Rosa), declaró ante la juez de instrucción número 8 de Vilanova i la Geltrú en calidad de testigo el pasado día 20. Confirmó que, hasta donde él sabe, la relación  de pareja entre Rosa Peral y Pedro Rodríguez funcionaba viento en popa. A pregunta de la acusación particular explicó que en alguna ocasión Albert le dijo que “Pedro me ha quitado la novia y si puedo se la quitaré a Pedro”. Pedro enamorado Noriega explicó ante la juez y el fiscal que nunca observo ningún encontronazo directo entre ambos (Pedro y Albert) pero es cierto que cuando hablaba con Pedro ponía de vuelta y media  a Albert, y al contario. Noriega explicó a la juez que en todo momento vio a Pedro “super enamorado” de Rosa y que, además así se lo hizo saber. A preguntas de la defensa de Rosa Peral, Noriega cree recordar que, efectivamente, en fechas próximas al día en que Pedro Rodríguez desapareció, escuchó a Albert como éste preguntaba sobre los plazos de prescripción del delito de homicidio y de asesinato sin poder precisar más. ¿Una pareja rota? La declaración de este agente viene a reforzar al idea de que la pareja que formaban  Rodríguez y Peral estaba sólidamente consolidada desde varios meses antes a la desaparición de éste. Rosa peral y Albert López continúan en prisión preventiva como responsable de la muerte de pedro Rodríguez. Ambos se acusan mutuamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *