p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Times}
p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Times; min-height: 14.0px}

El Tribunal de Corts que preside el magistrado Josep María Pijuan ha avalado la investigación que se sigue desde hace dos años en los juzgados andorranos contra el ex presidente del F.C. Barcelona, Sandro Rosell, y contra su amigo, el gestor andorrano, Joan Besolí. La fiscalía acusa a ambos de un delito continuado de blanqueo de capitales procedentes del supuesto cobro irregular de comisiones obtenidas por la comercialización de partidos de la selección brasileña de fútbol. No al archivo La defensa de Rosell y de Besolí presentaron una petición de archivo de la causa frente a la juez instructora, Canòlic Mignorance. Los abogados esgrimieron como motivo principal la ausencia de delito porque “en ningún caso el dinero del que era titular Rosell en Andorra procedía de la comisión de ninguna actividad criminal ni irregular”. En este sentido aportaron nuevamente el informe jurado de la Confederación de Fútbol de Brasil, supuestamente víctima de la actuación torticera de Rosell. En ese documento la CFB insistía en que nadie había desviado ni un solo dólar de la contabilidad de este organismo ni en la venta comercial ni en al gestión de los partidos de la selección brasileña. Sin embargo, Mignorance rechazó el recurso insistiendo en que había indicios racionales suficientes de criminalidad como para seguir con las indagaciones. De momento, la instrucción ratificada Ante esta negativa los abogados de Rosell se elevaron el recurso al Tribunal de Corts quien, en una resolución a la que ha tenido acceso Estrella Digital, ha ratificado los criterios del juez y ha ordenado que se siga investigando el supuesto entramado financiero que los imputados habrían desplegado con la ayuda de Andbank para blanquear cerca de 8 millones de euros que es la cifra que, según la fiscalía, Rosell y su gestor, Joan Besolí, habrían cobrado por el supuesto amaño de contratos de promoción deportiva de la selección brasileña de fútbol. Teixeira y Besolí Por esta causa también está imputado el presidente de la Confederación de Fútbol de Brasil, Ricardo Teixeira. Se da la circunstancia de que los tres, Rosell, Besolí y Teixeira también están siendo investigados por hechos idénticos en la Audiencia Nacional. Hace pocos días se ha sabido que la magistrada, Carmen Lamela, ha decidido ceder la soberanía judicial por lo que respecta a Teixeira a los Tribunales brasileños. La defensa de Besolí reclama que la justicia andorrana haga lo propio con él. Besolí no ha recibido ni un solo permiso en 12 meses para poder visitar a su hijo de 20 años que, el mismo día de su detención, quedó parapléjico tras un accidente laboral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *