Roberto Lledó ha aparecido después de tres días de intensa búsqueda. El joven está declarando ante la Policía, explicando qué ha ocurrido en este tiempo y las causas de su desaparición. El padre de Roberto Lladó estaba destrozado. Su hijo de 14 años desapareció sin dejar rastro. “Por favor, vuelve”, le ha dicho en un mensaje directo a su hijo. Viven en Santa Coloma de Gramenet. El sábado pasado acudía en metro a su escuela de dibujo. Las cámaras del metro lo grabaron bajándose en la Diagonal, cinco paradas antes de la suya. Nadie había vuelto a verlo en tres días. José Lladó, padre del joven, pidió ayuda a todos para poder encontrar a su hijo, del que no sabía nada desde entonces.  El adolescente se marchó con toda la documentación lo que hacía sospechar que quisiera viajar fuera. Su padre acudió la misma noche de la desaparición a denunciar y el grupo de investigación de la policía catalana lo buscaba desde entonces. Rastrearon las cámaras de vigilancia del metro para ver el recorrido que pudo hacer el adolescente. Mientras, su familia ha difundido en redes sociales un cartel con su fotografía y decenas de voluntarios pegaron carteles con una de sus últimas imágenes. La pareja del padre de Roberto, Nuria Parra pidió, desesperada, ayuda sobre el paradero del niño, desaparecido bajo extrañas circunstancias. La mujer notó unos días antes que su comportamiento era extraño, triste y distante.   Asegura que Roberto “es un niño inteligente, que saca buenas notas, nunca nos ha dado ningún problema”. En su colegio lo describen como un magnífico dibujante.  

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *