El buque atracó en el muelle principal del puerto coruñés a primera hora de la mañana de hoy. Se trata de un petrolero de 176 metros de eslora, 31 metros de manga y 11 de calado, que sufrió un fallo en el motor y solicitó abrigo para evitar problemas mayores, informó la Autoridad Portuaria en un comunicado. En coordinación con Capitanía Marítima y los diferentes servicios portuarios, el petrolero llegó remolcado sin contratiempos al puerto exterior, donde permanecerá varios días para que pueda ser reparado. Desde el Puerto de A Coruña, se indica que “no es la primera vez que las instalaciones de Punta Langosteira solventan situaciones complicadas para la navegación”. Recuerdan que en diciembre de 2016 el petrolero ‘Max Jacob’ atracó también con un fallo mecánico cuando navegaba con cerca de 150.000 toneladas de fuel, y meses después, en julio de 2017, el quimiquero ‘Njord Cloud’ solicitó abrigo en condiciones similares. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *