Aznar ha convertido su petición de voto para el PP en el titular del día porque llevaba mucho tiempo sin hacerlo en los actos que ha protagonizado, ninguno de ellos de partido. De hecho, estuvo ausente en el último congreso extraordinario del PP, en el que el expresidente Mariano Rajoy dio el relevo a Casado. Como si ese momento hubiese quedado en el olvido, Aznar ha proclamado hoy el liderazgo de quien ve como su sucesor natural, y lo ha hecho con las mismas palabras que el fundador del partido, Manuel Fraga, utilizó para cederle el testigo a él en 1990, al decir que Casado es un líder “sin tutelas ni tutías”. En su discurso ha recordado sus coincidencias no solo ideológicas con Casado, sino incluso biográficas, ya que ambos llegaron a la presidencia del partido con 37 años y proceden de Ávila, sin embargo considera que el nuevo líder del PP “es mucho más listo y sabe mucho más de política” que él. Aunque no ha despertado el caluroso aplauso que recibió ayer Rajoy a su llegada a la convención, Aznar sí ha tenido encendidos aplausos durante su intervención, que ha gustado a propios y a extraños, ya que hasta algunos reticentes se han mostrado satisfechos de que por fin vuelva a pedir el voto para el PP. El secretario general del PPE europeo, Antonio López-Isturiz, en su presentación del expresidente, ha destacado que la “receta Aznar” está basada en “trabajo, responsabilidad y liderazgo” y los mismos “gurús de la política” que se equivocaron con el expresidente se equivocarán de nuevo con Casado, ha augurado. Un líder del PP que ha considerado que, tras escuchar ayer a Mariano Rajoy y hoy a José María Aznar en la convención nacional, “queda claro que el partido está unido y fuerte”. Casado es ahora más líder que antes de empezar la convención, a falta del broche que pondrá mañana con su discurso en la clausura, en el que volverá a contar con la presencia de Aznar y la del nuevo presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien se ha convertido en el “superbarón” regional del partido. Su posible intervención es uno de los secretos mejor guardados de esta convención, en la que Andalucía ha sido citada una y otra vez como paradigma de los éxitos que aspira a lograr el nuevo PP, preparado para pactar con Ciudadanos y Vox para recuperar gobiernos tras las elecciones del 26 de mayo. Entre los platos fuertes del programa de esta convención figura el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, quien en su ponencia de hoy ha llamado a afrontar el nacionalismo “a cara descubierta” y ha destacado el “empeño y brío” de Casado a la hora de asumir la dirección del PP. El segundo día de convención popular ha sido un jornada maratoniana de debates en la que aún han sonado los ecos de la de ayer, con la apelación de Rajoy a huir de sectarismo, algo que los dirigentes del PP han coincidido en no interpretar en clave interna. Así, el vicesecretario de Organización del partido se ha mostrado convencido de que el sectarismo sobre el que ha alertado Rajoy no se sitúa en el PP, sino en formaciones como Vox. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *