En un desayuno informativo de Europa Press, Casado ha defendido que el monopolio de la seguridad corresponde al Estado y que hay que defender esa jerarquía en contraposición a lo que, según ha dicho, está negociando actualmente el Gobierno con medidas como las retirada de la Guardia Civil de Navarra. El líder del PP ha insistido en la necesidad de reforzar el papel de coordinación tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil con las “excelentes” policías autonómicas y locales. Fuentes de la dirección del PP han explicado que para dar prevalencia a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no se requiere una reforma legislativa, porque ya está recogida en las normativas actuales sobre seguridad ciudadana. De hecho, aseguran que se trata de una “perogrullada”, puesto que se trata “simplemente” de cumplir lo que manda la Constitución. “Nadie quiere centripetar el Estado”, sino aplicar una cierta capacidad de armonización de competencias a nivel estatal, ha señalado las fuentes. El reforzamiento de la Policía Nacional y la Guardia Civil es una de las medidas que Casado pretende llevar a cabo dentro de su reforma política para “salvaguardar el edificio de la Constitución”. Entre ellas está también la moratoria para las competencias cuando las administraciones autonómicas muestren “dejación de funciones o deslealtad”. Con este objetivo, el PP apuesta por dar poder de supervisión a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno para que evalúe cómo se ejercen las competencias autonómicas. Casado tiene claro que “no se pueden transferir más competencias” a las autonomías porque “España no se puede centrifugar más” y ha apostado por “blindar” las competencias estatales más que devolver las autonómicas al Estado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *