Madrid, 23 may (EFE).- El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha ofrecido hoy “diálogo” a jueces y fiscales tras el huelga conjunta de ayer y ha defendido el presupuesto de su departamento para 2018 al considerar que permitirá contar con “más” y “mejores medios” y atender “buena parte” de sus reivindicaciones. En declaraciones en el Congreso tras defender las cuentas ante el pleno, Catalá ha estimado que la huelga refleja “una tensión en el sector” ante la necesidad de hacer reformas y de mejorar medios y retribuciones y ha apostado por continuar con las negociaciones para avanzar, “lógicamente dentro de las capacidades” que permiten las leyes. Los presupuestos incluyen partidas para atender sus reivindicaciones y hay reformas legislativas en marcha, como la del poder judicial, que también recogen propuestas de jueces y fiscales, ha recordado el ministro. Ante el pleno ha pedido a los grupos respaldo para las cuentas de su departamento, con la mayoría de la oposición en contra. “Se necesitan medios, sin duda, no sólo más, sino también mejores, y estos presupuestos los proporcionan”, ha garantizado. Con un gasto de 1.927 millones de euros para la política de Justicia, un 3,1 % más que en el ejercicio pasado, ha destacado que las cuentas presentan un crecimiento acumulado cercano al 20 % desde 2014 y certifican “el compromiso firme y real del Gobierno de inyectar más recursos y llevarlos donde los profesionales” del sector apunta que es más necesario. Tras la inédita jornada de huelga que unió ayer a las siete asociaciones de jueces y fiscales, ha recalcado que el aumento de recursos permitirá mejorar las retribuciones, crear más empleo público, reforzar la formación y mejorar y construir sedes judiciales. Otro objetivo del presupuesto es una “una justicia al servicio del ciudadano”, con apoyo a áreas de especial sensibilidad social, como la lucha contra la violencia de género, la asistencia jurídica gratuita y la atención a las víctimas; y como tercer pilar ha subrayado la necesidad de continuar con la transformación tecnológica de la justicia. Desde la tribuna sólo le ha garantizado su apoyo Ciudadanos, cuyo portavoz, Marcial Gómez, ha asegurado al PSOE que ser “patriota” es sentarse con el que piensa diferente y negociar unos presupuestos, “aquí, en Andalucía y donde haga falta”. El diputado ha recordado también las reivindicaciones de jueces y fiscales y ha acusado al PP y al PSOE de ponerse de acuerdo para “no despolitizar la Justicia” y no reformar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) El portavoz socialista, Pedro José Muñoz, ha defendido la participación del Parlamento en la elección de los vocales del CGPJ, al tiempo que ha cuestionado la capacidad de diálogo de Catalá con las asociaciones profesionales del sector y ha denunciado la “parálisis legislativa” de su Ministerio. Desde Unidos Podemos, Eduardo Santos ha considerado que los presupuestos ni atajan la sobrecarga de trabajo de jueces y fiscales ni destinan dinero suficiente a la modernización de la Justicia y ha visto a Catalá tras la huelga “solo tocando el violín en el tejado de un edificio en llamas”. El portavoz de ERC, Joan Tardá, ha ratificado también su no a las cuentas de 2018 y ha denunciado con dureza la “politización” de la Justicia en España, puesta a su juicio por los sistemas judiciales de países como Alemania, Bélgica y el Reino Unido en el marco del conflicto catalán. “Tienen una calidad tan distinta que incluso les han dicho que por aquí no pasan”, ha señalado ante los obstáculos que están encontrando las peticiones de extradición de los líderes independentistas. En la misma línea ha intervenido la diputada del grupo mixto Lourder Ciuró i Buldó, quien ha advertido de que lo que propone el Tribunal Supremo español “no resiste la prueba del algodón” de otros tribunales europeos. EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *