Desde primera hora de la mañana, varias decenas de agentes antidisturbios de la Policía comenzaron a desalojar a los taxistas, muchos de los cuales han abordado de forma voluntaria su coches para conducirlos fuera de la zona, aunque otros se han sentado en el suelo y han obligado a los agentes a retirarlos por la fuerza mientras gritaban “somos taxistas, no terroristas”. A las 10:20 horas, el desalojo policial ha culminado en frente del hotel Villa Magna. Sendos cordones de agentes de la Policía, seguidos de furgones policiales y grúas, ha avanzado lentamente desde ambos extremos de la protesta, caminado y pidiendo el desalojo de los taxistas, con algunos de los cuales se han producido empujones y desalojo por la fuerza después que se sentaran al lado de su vehículos para resistir. Entre tanto, en el lateral derecho del Paseo de la Castellana, en dirección Plaza de Castilla, frente a la plaza Margaret Thatcher, siete personas permanecen en huelga de hambre, junto a dos tiendas de campaña, y la Policía les ha dejado permanecer en el lugar, aunque en un principio intentó desalojarles. Los carriles laterales del Paseo de la Castellana han estado despejados en todo momento. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *