En su escrito subrayan la necesidad de preservar “la debida imparcialidad” del tribunal y denuncian que Marchena formuló una pregunta “claramente de cargo” que anteriormente había vetado al fiscal, que quería indagar sobre la reunión en la que Trapero instó a Junqueras, al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y al exconseller de Interior Joaquim Forn a cumplir la legalidad el 1-O. Todas las defensas se han coordinado para presentar quejas en las que denuncian las “restricciones” a sus interrogatorios y cuestionan que se limite la exhibición de vídeos como prueba. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *