La Policía foral la ha denunciado por varias irregularidades. Los agentes recibieron el aviso de un conductor que afirmaba haber visto en esa carretera un camión que circulaba irregularmente y cuya conductora portaba un niño en brazos. Tras localizar el vehículo, se trataba de un semirremolque con matrícula extranjera, que iba ocupado por la conductora y un bebé, sin utilizar ningún sistema de retención infantil, de forma que la mujer reconoció a los policías que circulaba dando el pecho a su hijo. Además, conducía con cortinillas que tapaban completamente las ventanillas laterales de la cabeza tractora, lo que le impedía una adecuada visibilidad del entorno del vehículo. En ese momento, los policías redactaron sendas denuncias por incumplir el artículo 117.3 del Reglamento General de Circulación (no emplear el correspondiente sistema de retención infantil) y el artículo 19.1 de la misma norma (por utilizar las cortinillas, que impedían la visibilidad de la conductora sobre la vía). Los agentes no pudieron denunciarla por falta de atención a la conducción (por amamantar al bebé), pues no habían sido testigos de dicha falta. Más tarde, acudieron al lugar unos familiares para hacerse cargo del bebé, y la mujer pagó al contado las denuncias por lo que pudo continuar su ruta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *