0

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 56.7px; text-align: justify; font: 14.0px ‘Arial Narrow’}

Se ha desarticulado una importante organización criminal asentada en los Balcanes, dedicada al tráfico de armas y de drogas a nivel internacional. En estos momentos se está llevando a cabo una operación contra una organización criminal en el marco de una investigación judicial dirigida por el Magistrado del Juzgado de Instrucción nº 2 de Tarrasa, que tiene su origen en la investigación policial coordinada por la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. Esta operación contra la mafia armenia se ha puesto en marcha en Barcelona, Madrid, Valencia, Alicante y Albacete y en ella colabora también la agencia europea Europol.  De momento y por orden de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada han acordado el bloqueo de numerosas cuentas corrientes y diferentes muebles e inmuebles; también se ha acordado la detención de 142 personas, en su mayoría ciudadanos armenios residentes en las ciudades citadas anteriormente. Se esperan cerca de cincuenta registros.  La investigación desarrollada ha tenido por objeto la averiguación y el descubrimiento de delitos de organización criminal, contra el patrimonio, blanqueo de capitales, contrabando de tabaco, tráfico de estupefacientes, corrupción entre particulares, extorsión, amenazas y coacciones, tentativa de asesinato y lesiones, receptación, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y falsedad en documentos oficial y mercantil. Se trata de una de las mayores organizaciones criminales de estas características, según la Policía. La participación de la Guardia Civil en esta importante coordinación policial, ha correspondido a la Unidad de Policía Judicial de la Zona de Cataluña conjuntamente con la Unidad Central Operativa, contando también con el apoyo del Grupo Reserva y Seguridad (GRS) de la misma Zona y la Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE). La operación se ha saldado con la detención de 32 personas, 22 de ellas en Eslovenia y 10 en Croacia, y la intervención de 102 armas, muchas de ellas de guerra, entre las que destacan fusiles Kalashnikov como el AK 47, HK-MP5, CETME y subfusiles Skorpion. Se han hallado muchas otras armas cortas en los cerca de 60 registros efectuados en los citados países y en España, concretamente en LLoret de Mar (Girona). Esta investigación comienza hace más de 2 años en la que era para EUROPOL una de las mayores cooperaciones por parte de cuerpos policiales de la UE y la Agencia Antigroga de EE.UU (DEA) contra una organización criminal conocida como “Cártel de los Balcanes”, la explotación de la misma se precipita cuando el pasado mes de abril se detiene a un ciudadano bosnio en un control rutinario que estaba llevando a cabo el Cuerpo de Carabineros italiano en la región de Friuli, al norte de Italia, cerca de la frontera con Eslovenia. Esta persona llevaba escondido en su vehículo un arsenal de armas, muchas de ellas de guerra, que supuestamente se dirigían a la ciudad de Barcelona. Inmediatamente se inició un equipo conjunto de trabajo coordinado por EUROPOL y que formaban policías de Eslovenia, Croacia, Italia y la Guardia Civil. En un principio se activaron todos los protocolos antiterroristas ante el hallazgo,  pero pronto comprobaron que se trataba de las actividades propias de la citada organización criminal asentada en los Balcanes, que se centraba principalmente en el tráfico de armas y el tráfico de drogas a nivel internacional. En el marco de esta operación, la Unidad de Policía Judicial de la Zona de Cataluña de la Guardia Civil ya había llevado a cabo varias detenciones de personas vinculadas con esta organización a principios de este año; se les acusó de delitos contra la salud pública y tráfico de drogas, más concretamente de marihuana a gran escala, para lo que esta organización tenía contratados los servicios de un ingeniero agrónomo a fin de controlar la calidad de los cultivos. Oficina Móvil EUROPOL en Eslovenia De esta modo, a principios de junio se llevó a cabo la fase de ejecución de esta operación conjunta, para lo que trasladaron una oficina móvil de EUROPOL a Eslovenia para la coordinarla.13 componentes de la Guardia Civil se trasladaron a Eslovenia y Croacia para participar activamente en los más de 50 registros desarrollados. También agentes de la policía de Croacia han participado en los dos registros que se han llevado a cabo en la localidad de Lloret de Mar (Girona). La razón por la que este armamento se dirigía a Barcelona es porque se trataban de la forma de pago de un cargamento de estupefacientes que la organización iba a encargar en los próximos meses.  En los dos registros practicados en la provincia de Girona no se ha producido ninguna detención, aunque sí se ha intervenido bastante documentación y material informático relacionado con la investigación. El análisis de la documentación obtenida en todos los registros practicados permitirá a los investigadores identificar posibles vínculos con otras actividades delictivas o terroristas dentro y fuera del continente europeo.