El detenido es un marroquí de 41 años, del que constan antecedentes policiales por numerosos delitos de entre los que destacan los de carácter violento. Citó a su víctima para una oferta de trabajo y acabó golpeándola violentamente para consumar la agresión sexual. Agentes riojanos siguieron su rastro por diferentes localidades de España y Francia, hasta su localización en municipio de Arraia-Maeztu, Álava. Tras su puesta a disposición judicial se decretó el ingreso en prisión comunicada y sin fianza del detenido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *