García Castaño ha hecho estas declaraciones a los periodistas que aguardaban su llegada a la Audiencia Nacional, donde hoy declara por tercera vez como investigado ante el juez Manuel García Castellón por el caso Villarejo, comparecencia en la que la acusación que ejerce Podemos ha anunciado su intención de pedir que ingrese en prisión preventiva. Al ser preguntado cómo afronta la posibilidad de ir hoy a la cárcel, el Gordo ha respondido: “Pues nada, lo que diga el juez” y ha manifestado que su ánimo es el de “colaborar con la Justicia”. Y ante la pregunta:”¿va a justificar sus ingresos?”, ha contestado: “eso es lo que voy a justificar”. Esta es la tercera vez que García Castaño comparece por el caso Villarejo. La primera fue el pasado mes de julio cuando fue detenido por su presunta relación con los negocios de Villarejo en pleno escándalo de las grabaciones a Corinna, la amiga de Juan Carlos I. La Fiscalía Anticorrupción pidió entonces su ingreso en prisión, pero el anterior instructor, Diego de Egea, le dejó en libertad con medidas cautelares: comparecencias quincenales en el juzgado más próximo, retirada del pasaporte y prohibición de salir de España. Anticorrupción recurrió su puesta en libertad y finalmente la sección cuarta de lo Penal desestimó el recurso el 10 de agosto atendiendo a la enfermedad que padece. En ese momento, García Castaño declaró en la diligencias previas denominadas BIG que en febrero el juez del caso Villarejo acordó acumular a la pieza principal del caso Tándem. García Castellón le llama ahora para tomarle declaración en todas las piezas en las que está investigado, la principal, Land -sobre los promotores de la finca-, Iron -sobre un encargo de un bufete de abogados a Villarejo-, Pintor -la que afecta al marido de Ana Rosa Quintana- y Kitchen -la operación diseñada para espiar a Bárcenas-. Por esta última pieza, declaró el pasado enero, en la que fue su segunda comparecencia ante el juez, y aseguró que se trató de un dispositivo legal en el que dijo haber participado por órdenes de Eugenio Pino, exnúmero 2 de la Policía, ante la alarma social creada al conocerse la fortuna de Bárcenas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *