La demanda, presentada esta mañana en los juzgados madrileños de Plaza de Castilla, ha sido interpuesta contra las operadoras que han impulsado en Madrid, Barcelona y otras ciudades, “el crecimiento de un mercado sobre prácticas ilegales sistemáticamente reiteradas al ignorar el sistema territorial de distribución de competencias en el Estado español”. Las empresas demandadas por los taxistas son Maxi Mobility Spain (Cabify), Uber, Ares Capital, Cibeles Comfort Car y Gesstaxi Gestión, todas domiciliadas en Madrid. El dirigente de PIT Alberto “Tito” Álvarez ha dicho a la prensa a la salida de los juzgados madrileños que las sociedades y plataformas denunciadas “utilizan las flotas de VTC para hacer el trabajo de los taxistas”. Álvarez ha añadido que los taxistas preparan una querella, con pruebas y que “ya casi está terminada”, contra varias personas jurídicas por los delitos de blanqueo de capitales, estafa masiva fraude y manipulación del precio de las cosas mediante engaño. La demanda ha sido presentada coincidiendo con la duodécima jornada de una huelga indefinida que iniciaron los taxistas de Madrid el 21 de enero pasado para pedir a las administraciones que regulen el modo de operar de las VTC. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *