La encuesta, que se corresponde con el barómetro de opinión política trimestral (segunda oleada), fue realizada entre el 23 de junio y el 14 de julio a 1.500 personas, mediante el procedimiento de visitas domiciliarias asistidas por ordenador y con un margen de confianza del 95 % y un margen de error de más/menos un 2,53 %. El sondeo refleja que, con una participación electoral aproximada de un 70 %, ERC ganaría las elecciones catalanas con el 24 % de los votos y entre 35 y 37 escaños, seguida de Ciudadanos (Cs) con un 21,4% de votos y entre 29 y 30 escaños; JxCat con un 17,9 % de votos y entre 27 y 29 escaños; PSC con un 15 % de votos (19-21 escaños), Catalunya en Comú-Podem con un 7,8 % (8-10 escaños); la CUP con un 7 % de votos (8-10 escaños) y PPC con un 3,8 % de votos (3-4 escaños). Ahora bien, pese a que cambiaría el ganador, ya que en diciembre de 2017 ganó Ciudadanos las elecciones y ahora lo haría ERC, lo cierto es que los resultados globales se mantendrían como en esos comicios de diciembre: el independentismo seguiría teniendo mayoría absoluta, con alrededor de 72 escaños, si se suman los diputados de ERC, JxCat y la CUP. En definitiva, que la situación no cambia y Cataluña sigue divida prácticamente en dos. En ese sentido, hay que destacar que un 46,7% de los catalanes está a favor de la independencia y un 45% en contra. Unas cifras que se han igualado después que en la anterior encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió, realizada en abril con la Generalitat intervenida con el artículo 155, los partidarios de la secesión era un 48% y en octubre, justo después del referéndum, un 48,7%.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *