El Ministerio, a través de otras tantas resoluciones publicadas este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), acuerda la baja de cuatro de los cinco funcionarios policiales. Se trata de J.C.M., R.A., J.A.C. y R.F., y fuentes de las defensas consideran que la baja del quinto agente se producirá en los próximos días, ya que todos ellos fueron condenados a las mismas penas tras el pacto de conformidad alcanzado con la fiscalía. En concreto, por detención ilegal fueron condenados a dos años de prisión y dos años de inhabilitación absoluta, y como autores de un delito de homicidio por imprudencia a otros dos años de prisión e inhabilitación especial para formar parte de los cuerpos de seguridad del Estado. La sentencia, dictada hace ahora poco más de un año, les impuso esas penas según el pacto de conformidad, que supuso el reconocimiento de los hechos por estos funcionarios a los que ahora se da de baja. Los agentes reconocieron que el 11 de marzo de 2014 recogieron a Diego Pérez en su domicilio y lo trasladaron en un coche policial hasta Cala Cortina, cerca del casco urbano, donde lo dejaron a su suerte y en cuya playa fue hallado su cadáver dos semanas más tarde. Los hechos no fueron descubiertos hasta varios meses después, gracias a la información facilitada por un testigo protegido que reveló que la noche en que desapareció fue introducido en un coche policial en la puerta de su vivienda. En un principio fue encausado también un quinto agente, quien falleció en 2015 por una enfermedad cuando estaba en prisión preventiva. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *