En declaraciones al programa de Antena3 Espejo Público, Garrido ha dicho que su gobierno “jamás” legislará para dejar a muchas familias -de los VTC- en la calle. Ha señalado que la Comunidad no reconoce “guerras ni batallas” en el conflicto “sino la defensa de los intereses generales” frente a la pretensión de los taxistas en huelga, que querían -ha dicho- la eliminación de los VTC, como en Cataluña, y que la Comunidad transfiriese la responsabilidad al Ayuntamiento de Madrid “para que acabara” con este sector. Según Garrido, en la última propuesta de los taxistas se insistía en que la Comunidad le pasara la responsabilidad a la alcaldesa, Manuela Carmena, para que se pudiera hacer lo mismo que en Barcelona, “acabar con las VTC y con el trabajo de 6.000 personas en Madrid”. Garrido ha indicado que ha ofrecido a los taxistas mejorar su propio reglamento tal como se ha hecho con otros sectores con los que la Comunidad ha negociado “porque querían una mejora de sus condiciones, no eliminar al contrario”. Ha precisado que lo que quiere el PP “a toda costa” es una legislación de alcance nacional e impedir la desaparición de los VTC “porque cree en la libertad de mercado”. En su opinión, el Ayuntamiento podía haber hecho en los cuatro años de gobierno “una reforma de su propia Ordenanza que hubiera permitido una competencia más fácil para los taxistas frente a los VTC, pero han hecho como el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y se han lavado las manos”. La Comunidad de Madrid rechazó este lunes la última propuesta de regulación de los VTC planteada por los taxistas, que en esta jornada, en la que cumplen dieciséis días de huelga indefinida, deciden en un referendo si prosiguen con su protesta, que ha estado motivada por su petición a las administraciones para que regulen el modo de operar de estas empresas. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *