Así lo manifiesta el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al senador de Compromís Carles Mulet quien preguntó al Gobierno sobre su opinión del mensaje que la Guardia Civil publicó en su cuenta de Twitter tras la polémica por el gesto de Dani Mateo. “La bandera simboliza la unión de un pueblo. Respétala. No hacerlo no es humor, es ofender gratuitamente a los que la sienten con orgullo y a los que han entregado su vida y esfuerzo en pos de los valores de paz y libertad que representa”, decía el mensaje del instituto armado. En su respuesta al senador, el Gobierno entiende que el perfil de la Guardia Civil “no fija ningún límite a la libertad de expresión, ni va en contra de lo establecido por la Constitución y la normativa vigente”. Y añade. “La referencia a la bandera como símbolo de unión e identificación es acorde tanto con la normativa como con la libertad de expresión”. Al senador de Compromís no le ha gustado la respuesta, ya que, según subraya en un comunicado, “el mismo Gobierno que impide a la Guardia Civil por ejemplo sindicarse y expresar con libertad sus reivindicaciones laborales, permite que una persona use el tuit oficial para atribuir a todos y todas los guardia civiles su ideología personal y para meterse de fregado en fregado”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *