Málaga, 22 may (EFE).- Dieciséis empleados de una residencia de discapacitados intelectuales de Málaga están siendo investigados por la Policía por supuestos malos tratos a los internos del centro, después de que cuatro de ellos fueran detenidos a finales del pasado abril. Alfonso Rubio del Castillo, presidente de la asociación Aspromanis, que gestiona la residencia La Milagrosa, ha informado hoy a Efe de que se han entregado a la Policía dieciséis informes elaborados por la empresa de detectives que fue contratada, de los que cinco son de personas ya investigadas en abril. La asociación contrató inicialmente a los detectives ante la sospecha de que algunos empleados dormían durante el turno de noche, y constataron, según el presidente, que “una cosa es quedarse dormido y otra distinta, acostarse a dormir”. Al mismo tiempo, se detectaron algunos casos de “trato inaceptable y trato vejatorio continuo” a los internos por parte de algunos empleados, y “un trato degradante en el mejor de los casos”. Rubio del Castillo ha resaltado que la asociación tendrá “tolerancia cero con cualquier exabrupto, grito o llamar a alguien de cualquier forma que no sea su nombre”. Ha añadido que, tras las primeras denuncias en abril, la asociación decidió que los empleados sospechosos dejaran de estar en contacto con los usuarios, pero no fue necesario retirarlos del servicio porque en ese momento “se produjo una epidemia de bajas que casualmente coincidían con las personas que estaban en los informes de los detectives”. Los empleados investigados son una tercera parte de la plantilla total de 46 trabajadores con los que cuenta la residencia para atender a 46 usuarios con discapacidad intelectual y graves afectaciones. EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *