Sevilla, 22 may (EFE).- El coordinador andaluz de IU, Antonio Maíllo, ha achacado hoy la imputación del secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, a que “no atendió” las advertencias y reparos de interventor del Ayuntamiento de Jaén sobre un procedimiento de contratación que “ha sido de todo menos limpio”. José Enrique Fernández de Moya ha sido citado a declarar en un juzgado de Jaén como investigado por los delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad, por contratos de la época en la que fue alcalde de la capital jiennense. Las diligencias previas indican que supuestamente se facturaban de forma falsa gran cantidad de horas de trabajo no realizadas, de imposible ejecución con el personal de la empresa, lo que supuso un coste para el Ayuntamiento superior a los 3,6 millones de euros. El líder de IU ha sostenido en rueda de prensa que el actual secretario de Estado de Hacienda fue alcalde de uno de los ayuntamientos “más endeudados” de España y que está siendo investigado por “no atender” las advertencias y reparos del interventor municipal sobre el pago a una empresa cuyo procedimiento de contratación “ha sido de todo menos limpio”. En ese sentido, ha esgrimido que la decisión judicial demuestra que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, “con su mano izquierda ha apretado bien a los ayuntamientos con el techo de gasto y se ha olvidado de su mano derecha” (por Fernández de Moya). El ministro “estaba tan concentrado en su mano izquierda que ha olvidado la derecha”, ha apostillado. Preguntado, además, por la detención de Eduardo Zaplana, exministro y expresidente de la Generalitat valenciana, por un delito de blanqueo de capitales, Maíllo ha opinado que no le sorprende. “Forma parte de un entramado de lo que ha sido el PP valenciano y el poder político del PP en España, especialmente en la etapa de (José María) Aznar”, ha explicado. El dirigente de IU, que ha ironizado al plantear que se trata de otro capítulo de “hechos aislados”, ha asegurado que es el retrato de una época y de un Gobierno del PP que “estaba podrido, que sigue podrido y no es el que necesita” España para salir adelante como proyecto de país. EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *