Cuixart, que está en prisión preventiva encausado por el juicio del ‘procés’ en la cárcel de Soto del Real, ha mandado un mensaje a los manifestantes que ha leído el vicepresidente de Ómnium, Marcel Mauri, en el acto central de la protesta, en la plaza de Cibeles. “No pasarán”, ha declarado Cuixart, que ha defendido que “ningún movimiento social puede ser perseguido por ejercer derechos fundamentales” y que la consulta del 1 de octubre de 2018 fue “el mayor acto de desobediencia civil de Europa”. El presidente de Òmnium, que afronta 17 años de cárcel por un delito de rebelión, ha agradecido “la solidaridad” de “los pueblos” representados en la protesta, y les ha llamado a estar “unidos frente al fascismo”, que considera una “amenaza”. Mauri ha denunciado que “debería avergonzar a cualquier demócrata” que a Vox no sólo no se le “aísle” sino que, además, “se le permita actuar como acusación particular en el juicio” del ‘procés’. La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Plauzie, ha tachado el proceso a los líderes independentistas de “vergüenza democrática” y ha subrayado que el derecho a la autodeterminación es “un instrumento de paz” y que la república catalana “no es contra nadie, es una oportunidad para todos”. A la manifestación han acudido más de sesenta colectivos sociales, organizaciones del 15M y entidades republicanas de toda España, además de ANC y Òmniun Cultural. En el acto central de la protesta han intervenido, entre otros, representantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores y el padre de uno de los jóvenes de Alsasua condenados a penas de 2 a 13 años de cárcel por la agresión a dos guardias civiles en 2016. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *