José Castro, el magistrado instructor del caso Nóos, ha asegurado hoy sobre la condena del tribunal Supremo a Iñaki UIrdangarín que “con el Código Penal en la mano no hay mas solución que decretar el ingreso de este señor en prisión. No es porque nadie vaya a disfrutar de que un ser humano ingrese en prisión pero es que las sentencias se dictan para ser ejecutadas. Y esta sentencia debe ejecutarse”. En una entrevista a la Cadena SER, Castro añade incluso que suspender la aplicación de esta sentencia “con arreglo al código penal no tiene cabida”, en referencia a la posibilidad de aplazar la entrada en prisión si hay recurso ante el Tribunal Constitucional. El juez Castro fue quien abrió una pieza separada del Palma Arena en 2010 e imputó primero a Urdangarín y 3 años más tarde a su esposa, la infanta Cristina. La decisión contó con el rechazo de la fiscalía, que recurrió la imputación de la hermana del Rey y logró que la Audiencia de Palma la dejara sin efecto. Pero Castro persistió y volvió a imputarla meses después. Castro ha finalizado con esta reflexión: “la sentencia seguro que ha agradado a algunas persona, ha desconcertado a otra y ha podido disgustar a otra pero lo importante no es que acierte o no, sino que quienes la dictan lo hagan siguiendo las directrices de su conciencia. Y no para contentar a un juez instructor, ni para contentar a un fiscal, a una defensa ni siquiera al clamor popular”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *