Junqueras se ha pronunciado en esos términos en las respuestas a su defensa, dado que ha rehusado a contestar a las acusaciones. “Votar no es un delito”, ha dicho hasta en cuatro ocasiones el dirigente de ERC, quien ha recordado que el legislador despenalizó la celebración de referendos. “Trabajar pacíficamente por la independencia de Cataluña no es un delito”, ha añadido Junqueras, quien ha insistido. “Nada de lo que hemos hecho es un delito”. Por contra, ha lamentado el uso de “la fuerza” para impedir la votación el 1-O, algo que no había ocurrido en 2014 durante la consulta del 9-N. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *