El hombre detenido como presunto autor del asesinato de Laia, la niña autista que fue hallada muerta en un edificio situado en la barcelonesa localidad de Vilanova y la Geltrú, tiene antecedente por maltrato a una de sus anteriores parejas y por desórdenes públicos. Según fuentes policiales consultadas por este medio, al detenido le constan antecedentes policiales y era conocido en el barrio por su carácter irascible y su adicción a las drogas. Laia apareció fue localizada muerta en el interior del piso en el que vivía el detenido, una vivienda situada en el mismo inmueble en el que viven los abuelos de la niña.  Cuando la policía local de Vilanova irrumpió en ese piso se encontró con el cadáver de Laia que presentaba al menos dos puñaladas y síntomas inequívocos de estrangulamiento. No ha trascendido aún el informe preliminar de la autopsia, por lo tanto ninguna fuente policial ha querido aventurar si la niña sufrió o no algún tipo de agresión sexual. El crimen se produjo, según todos los indicios, mientras del padre de Laia la esperaba sentado en su coche frente a la casa de los abuelos. La tardanza, nada habitual, extrañó primero y alarmó después. Por eso, transcurrido un tiempo el padre puso la alerta en manos de la policía. Los agente de la guardia urbana de Vilanova intuyeron, de inmediato, que la menor debía de encontrarse en el interior de ese inmueble porque  “era imposible que su padre no la hubiera visto salir”, según manifiesta una fuente policial. Por ello se procedió de inmediato al registro del bloque de pisos. El cadáver se localizó en el que ocupaba el detenido, un joven conflictivo, afectado por diversas patologías psiquiátricas e hijo de una reputado empresario del sector de la construcción de Barcelona.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *