El coordinador del equipo, Ángel García, delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos de Málaga, ha explicado que durante toda la noche ha continuado la perforación “en unas condiciones de trabajo extremas y con unos materiales de una dureza enorme”. Al llegar a primera hora de la mañana a los 52 metros, se ha decidido que la perforadora “tuviera un mantenimiento y unos cambios de los mecanismos con los que trabaja una máquina tan compleja”. “Estamos a una cota tan profunda y en unas condiciones tan difíciles de trabajo, que ésta y cualquier máquina de estas características que hay en el mercado, que no son tan habituales, tendrían las mismas condiciones después de tantas horas trabajando y sobre todo con los materiales que nos estamos encontrando”, ha añadido García. Después de ese mantenimiento, el trabajo se ha retomado y alcanza los 53 metros sobre la una de la tarde, según el coordinador, que ha señalado que se seguirá “luchando y trabajando con mucho esfuerzo y con mucho ánimo de todo el equipo de trabajo para alcanzar cuanto antes la cota a la que se quiere llegar y poder comenzar los siguientes trabajos de encamisado y ejecución de la galería”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *