La Policía Nacional interviene 19.600 mascarillas, 498.000 guantes de nitrilo y otro material sanitario en Madrid

0

La Policía Nacional ha intervenido en varios puntos de Madrid 19.600 mascarillas, 498.000 guantes de nitrilo y otro material sanitario, intervenciones que se enmarcan dentro de las medidas de apoyo a las autoridades sanitarias y el aseguramiento de bienes necesarios para la protección de la salud pública.

En dos actuaciones realizadas en el marco de la alerta sanitaria Covid-19, los agentes de la Policía Nacional intervinieron este jueves 19.600 mascarillas, 12.880 botellas de soluciones hidroalcohólicas, 1.280 gafas protectoras, 498.000 guates de nitrilo, 468 botellas de alcohol y 150 batas desechables. 

Los productos han sido localizados en dos inspecciones realizadas en locales comerciales de Madrid situados en las localidades de Fuenlabrada y en el barrio de Usera, y han sido puestos a disposición del personal sanitario.

El Ministerio de Sanidad ya comunicó la obligatoriedad a todas las empresas privadas y particulares que dispusieran de productos necesarios para la protección de la salud, como mascarillas, guantes, batas desechables, etc, para que comunicaran al Ministerio de Sanidad sus existencias y localización.

En el mismo sentido, en Orden SND/233/2020 se establecieron determinadas obligaciones de información de acuerdo con lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Dada la obligatoriedad de comunicación, así como lo recogido en la Orden SND/233/2020, los agentes de la Policía Nacional llevaron a cabo estas inspecciones. Los agentes comprobaron que los propietarios de los establecimientos, dedicados a la importación exportación de materiales, tenían y estaban haciendo acopio de una gran cantidad de material sanitario, y que no habían hecho la comunicación preceptiva al Ministerio de Sanidad respecto a la cantidad de material sanitario que poseían. Además, no facilitaron información sobre el destino que se le iba a dar a los artículos, más allá de que era para su venta a particulares.