El pasado 3 de octubre el Tribunal Supremo confirmó la condena impuesta por la Audiencia Nacional, de cuatro años y medio de prisión. Una vez emitida la orden de ejecución de sentencia, Rato tiene hasta el 25 de octubre para ingresar voluntariamente en el centro penitenciario de su elección. Rato presentará un recurso ante el Tribunal Constitucional, para lo cual tiene de plazo hasta finales de noviembre, alegando que se han vulnerado sus derechos fundamentales, si bien fuentes de su entorno no esperan que se suspenda la entrada en prisión. Si se admitiera a trámite su petición, Rato podría ser excarcelado hasta que hubiera una resolución final, al tratarse de una condena de menos de cinco años. Según el Supremo, Rato, que desembolsó 99.000 euros con su tarjeta, “mantuvo y amplió un sistema pervertido desde su origen”, facultando a los titulares a utilizarlas en su beneficio sin necesidad de justificar que se habían empleado en gastos indemnizables, hecho que en aquella época estaba “fuera de la ley”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *