Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), como medida cautelar se les ha impuesto la prohibición de acercarse a menos de 350 metros, comunicarse con la víctima y comparecer en sede judicial el primer día de cada mes. Los dos detenidos serán investigados por un delito de abusos sexuales. La Guardia Civil detuvo a los dos hombres a raíz de la denuncia presentada por la familia de la víctima, que sufre una discapacidad psíquica. Varios vecinos de Carrizo de la Ribera han explicado a Efe que el sacerdote detenido no es el párroco de la localidad, si bien desde hace tiempo pasa temporadas en compañía de su hermano. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *