Según ha informado la Guardia Civil, fue un vecino de la provincia almeriense quien ha localizado los 63 kilogramos de goma 2 y 288 detonadores en las inmediaciones de una mina abandonada en el Paraje “La Tolva” de la Sierra de Gádor. El pasado día 21 de agosto los agentes se hicieron cargo del explosivo, que fue encontrado a 300 metros de la entrada de la mina, en un lugar de difícil acceso que había permanecido cerrado, pero que debido a la erosión del agua era accesible por una pequeña apertura en la ladera del monte. Tras examinar el material, de unos 30 años de antigüedad, y comprobar que se encontraba en muy mal estado, los agentes de la Guardia Civil acordonaron la zona y se procedió a la destrucción controlada en el interior de la propia mina, quedando la misma completamente cerrada tras la explosión. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *