En el segundo pleno de investidura celebrado en la tarde de este miércoles, los concejales Marta Llorens, Edgar Fernández y Mònica Pàmies han usado un tono reivindicativo e irónico para comprometerse con la Constitución. Llorens ha leído entero el artículo 45, sobre el derecho a gozar de un medio ambiente digno; Fernández, el 20, sobre la libertad de expresión y Pàmies el 47, sobre la vivienda digna. Entre el público, que no ha llenado la sala de plenos, se encontraba el candidato de Vox por Reus, Jordi Ferré Rey, que presentó la denuncia a raíz de la cual el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha obligado a repetir el pleno de investidura en el Ayuntamiento de Reus. El TSJC ha obligado a repetir el pleno por la negativa de los tres concejales de la CUP a jurar o prometer acatar la Constitución el día de la constitución del consistorio, celebrado el pasado 15 de junio. En concreto, el tribunal consideró nula la toma de posesión de los tres concejales por utilizar la fórmula: “Ni juro, ni prometo, simplemente acepto y acato un procedimiento forzado y obligado por la Junta Electoral Central”. El secretario municipal ha dado por válida la nueva fórmula adoptada este miércoles por los concejales de la CUP, aunque la concejala de Ciudadanos Deborah García ha instado a que la invalidara porque “solo faltaba que dijeran maldita Constitución”. Así, el concejal de JxCat Carles Pellicer ha sido proclamado alcalde por segunda vez gracias a los 15 votos procedentes de su grupo (JuntsxReus), ERC y Ara Reus, con quienes ya gobernó el mandato pasado. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *