Madrid cierra los centros de atención a personas con discapacidad intelectual por el coronavirus

0

La cierra temporalmente los centros ocupacionales de atención a personas con discapacidad intelectual como medida de contención ante la expansión del en la capital.

Todos los equipamientos “destinados a proporcionar a las personas usuarias habilitación profesional, personal y social a fin de conseguir el máximo desarrollo de sus capacidades personales y sus posibilidades de inclusión socio-laboral” se mantendrán cerrados durante un plazo de 15 días, “sin prejuicio de posibles prórrogas”, han comunicado este jueves desde la Consejería de Sanidad.

La Dirección General de Salud Pública ha anunciado la medida de cierre que afectará a los 84 centros dependientes de la Red de Atención a personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid.

Ante esta “situación excepcional” también han suspendido el servicio de atención terapéutica a los niños y niñas de 0 a 6 años “para reforzar las medidas de aislamiento”, una medida que afectará a 3.676 menores.

Recomendaciones en centros para personas con discapacidad

Desde Sanidad han querido establecer una serie de recomendaciones para los centros que asistan a personas con discapacidad intelectual, física y enfermedad mental:

  • Que los usuarios no asistan a los centros durante 15 días y permanezcan en sus casas “siempre y cuando sus circunstancias se lo permitan”.
  • Limitar las visitas de residentes y prohibir las vistas por parte de aquellas personas que tengan alguna sintomatología respiratoria “como tos o dificultad respiratoria”.
  • Retirar a los profesionales con síntomas respiratorios que estén en contacto con los pacientes. ​

Los centros permanecerán abiertos para prestar servicio en caso de ser necesario. No obstante, inciden en la necesidad de seguir con las recomendaciones establecidas para “proteger a los usuarios de estos centros que constituyen una población especialmente vulnerable al COVID-19″

Estas medidas afectan a 12.658 plazas de discapacidad intelectual, a las 716 de enfermedad mental y las 1641 plazas de discapacidad física.

Por otro lado, también se ha suspendido temporalmente las pruebas que consisten en determinar el grado de dependencia de una persona en la realización de actividades cotidianas, de dependencia para evitar nuevos contagios. “Los distintos técnicos visitan al día una media de 4 domicilios, esta medida por tanto, se pretende evitar posibles contagios a las personas dependientes”, informan desde la Comunidad de Madrid