Auspiciada por el Gobierno, la Academia se ha constituido este miércoles en la sede del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, donde el titular de cartera, Pedro Duque, se ha reunido con sus siete primeros miembros. España se suma así a la lista de países (38) que cuentan ya con una Academia de estas características, que actuará además como nexo con los jóvenes científicos que realizan su trabajo en el extranjero. Tras la constitución del nuevo organismo, la secretaria de Estado de Universidades e I+D+i, Ángeles Heras, ha subrayado que ésta era una reclamación de los jóvenes investigadores desde hacía muchos años, y ha destacado la contribución que los académicos podrán hacer para combatir las pseudociencias y las noticias falsas en el ámbito de la investigación. La Academia Joven de España ha elegido como su primer presidente a Javier García, que dirige el Laboratorio de Nanotecnología Molecular de la Universidad de Alicante y catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Alicante. Javier García ha informado de que durante el primer año se convocarán las plazas para seleccionar a los cincuenta académicos que integrarán el organismo, y ha señalado que éstas no tendrán carácter vitalicio, como en otras academias españolas, sino que serán elegidos para periodos de cinco años y así asegurar la entrada de científicos de nuevas generaciones y la juventud de los académicos. Los siete primeros miembros de esta nueva institución proceden de la Academia Joven Global y habían constituido en 2014 una Comisión Gestora para promover la creación de la Academia que hoy ha echado a andar. Aunque nace sin presupuesto, el presidente de la Academia ha agradecido el respaldo del Ministerio de Ciencia y los medios materiales que han facilitado para que pueda constituirse y comenzar a trabajar. La Academia Joven de España, cuya creación aprobó el Gobierno en el Consejo de Ministros, participará en el desarrollo de políticas científicas y podrá emitir dictámenes e informes sobre asuntos relacionados con la ciencia y la investigación. Entre sus funciones destaca también el de promocionar la innovación y la investigación como motores del desarrollo económico, apoyar el intercambio entre jóvenes investigadores de diferentes instituciones y fomentar el desarrollo de nuevos enfoques para resolver problemas nacionales o mundiales. En el año 2010, doscientos jóvenes científicos de casi 60 países impulsaron la Academia Joven Global, una iniciativa a la que siguió la creación de la Academia Joven de Europa en el año 2012 y que hoy se completa con el nacimiento de la Academia Joven de España. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *