La Policía Nacional han incautado 67 kilos de cocaína en el interior de piñas huecas y han detenido a siete personas en Madrid y Barcelona. La droga era transportada en el interior de piñas perfectamente vaciadas y rellenas con cilindros compactos de cocaína que eran recubiertos con un baño de cera o parafina amarillenta. Así aislaban los olores de los productos químicos que contiene la droga y esquivar su detección. El cargamento fue localizado en MercaMadrid y fue necesario abrir cada piña hasta localizar aquellas que contenían entre 800 y 1.000 gramos por pieza. La investigación comenzó tras cotejar la información recopilada en otras operaciones contra el narcotráfico con este mismo “modus operandi”. Los agentes constataron la existencia de una empresa de importación de fruta que, supuestamente, se encargaría de importar la sustancia estupefaciente desde Latinoamérica. Los titulares de la empresa investigada realizaban diversas transacciones económicas utilizando otras empresas de frutas, que se encargaban de la importación de las piñas. De esta manera se tuvo conocimiento de la llegada de un contenedor de fruta a nombre de una de las empresas investigadas. El cargamento procedía de Costa Rica y llegó al puerto de Setúbal (Portugal) para su traslado por carretera hasta Mercamadrid. Una vez en la capital, los agentes localizaron el camión cuando descargaba la mercancía en uno de los muelles y procedieron a su registro. Los policías tuvieron que abrir cada una de las piñas hasta dar con las que contenían la droga, entre 800 y 1.000 gramos por pieza, localizando un total de 67 kilos de cocaína. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *