En un informe de 131 páginas incorporado a la pieza de Púnica sobre la financiación ilegal del PP madrileño, la Guardia Civil afirma que de lo investigado se “ha podido cuantificar el importe de los gastos electorales sobre los cuales se han obtenido sólidos elementos de prueba que demostrarían su enmascaramiento en los referidos comicios electorales” de 2011. “Los elementos probatorios analizados ponen de manifiesto cómo en las elecciones autonómicas del año 2011 a la Asamblea de la Comunidad de Madrid, el por entonces gerente y también administrador electoral del Partido Popular de Madrid, Beltrán Gutiérrez Moliner, habría ocultado gastos electorales por importes muy notorios, utilizando para ello empresas afines y conniventes”. Estas empresas “afines” enmascararon los gastos electorales a través de diversos procedimientos, detalla el informe, que destaca, “por lo recurrente en su utilización, la emisión de facturas falsas y el abono de las mismas a través de la cuenta corriente de funcionamiento del Partido Popular de Madrid”. Por este método ha quedado acreditado que se financió irregularmente la campaña con 334.281,27 euros, indica la UCO, importe al que suma otros 1.250.000 euros contabilizados por Beltrán Gutiérrez en una partida de gastos para la campaña que en realidad sacó de la “caja B” del partido, la cual estaba bajo su control. Aunque la Guardia Civil da por probados estos 1,5 millones de gastos ilegales, cree que esta cantidad puede ser mayor porque “se han obtenido numerosos indicios que apuntan a que el importe de los gastos electorales encubiertos superan con creces las cifras apuntadas”. Ello porque, dice el informe, “la mayoría de los gastos abonados desde la cuenta corriente de funcionamiento del Partido Popular de Madrid, los cuales superan los 2 millones de euros, se corresponden realmente con pagos de gastos electorales”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *