Barcelona, 22 may (EFE).- El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, ha urgido hoy al presidente catalán, Quim Torra, a que “rectifique cuanto antes” en el nombramiento de los exconsellers en prisión y en el extranjero, y ha calificado como de “segunda división” al resto de miembros del nuevo Govern de la Generalitat. En rueda de prensa en la sede del partido, Illa ha censurado las primeras acciones de Torra como presidente, como su “toma de posesión semiclandestina y rebajada a niveles nunca vistos en la Generalitat” o el nombramiento de consellers que “no tienen condiciones para ejercer con plenitud su cargo”. “Cataluña necesita un Govern efectivo con consellers que puedan ejercer con plenitud de funciones y un Govern con capacidad de diálogo. Y ninguna de esas condiciones se ven cumplidas con los nombramientos de Torra”, ha dicho Illa. A su juicio, el nombramiento de dos exconsellers en prisión preventiva, Jordi Turull y Josep Rull, y otros dos en Bélgica huidos de la justicia, Toni Comín y Lluís Puig, es un “error gravísimo” que va en contra tanto del Estatut como del dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias sobre la reforma de la Ley de Presidencia que apuntó, según Illa, que “el ejercicio del cargo de conseller y presidente requiere de la presencia efectiva en el territorio”. Pero “no solo van en contra de la legislación -ha agregado el secretario de Organización-, sino en contra del sentido común y desmienten la expresada voluntad de diálogo de Torra”. Por ello, Illa ha instado al presidente catalán a que “rectifique lo antes posible” porque, de no hacerlo, “se dilata el 155 y es responsabilidad suya. La no rectificación equivale a la voluntad de persistir el conflicto”. El dirigente socialista ha pedido además que dicha rectificación sirva para “nombrar a más mujeres” como conselleras, pues en el ejecutivo nombrado sólo hay tres mujeres, frente a diez consellers. Por otro lado, más allá de la polémica sobre el nombramiento de los cuatro exconsellers, Illa ha criticado la composición del resto del nuevo ejecutivo catalán: “No nos parece un Govern de primera división, nos parece un Govern de segunda división”. Para el dirigente socialista, el gobierno de Torra no solo “nace manchado por la provisionalidad y la supeditación a estructuras inexistentes en el ordenamiento, como el Consejo de la República, sino que no tendrá la energía política necesaria ni la capacidad de llevar a cabo el programa que esbozó Torra en la investidura”. Un Govern de “segunda división” que Illa ha justificado en la “personalidad” de los consellers nombrados: “No tiene personas de relevancia y fuerza política para tirar adelante un proyecto marcado por la etiqueta de provisional y supeditado. No tiene la fortaleza política necesaria para superar esas dificultades autoinfligidas”. Por otro lado, preguntado sobre la información publicada por El País según la cual la Delegación del Gobierno en Cataluña denegó el a Torra el uso de la sala de autoridades del Aeropuerto de El Prat para desplazarse a Madrid, donde iba a visitar a los políticos presos, Illa ha recordado que “Torra es presidente a todos los efectos, guste o no, y debe tener derecho al uso de los espacios públicos que le correspondan en el ejercicio de su función”. EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *