Valencia, 22 may (EFE).- El cocinero Quique Dacosta tiene previsto abrir en Londres a final de año un proyecto para hacer paellas, con treinta socios de diferentes nacionalidades y un centenar de trabajadores contratados, siendo “lo más fiel posible” a la cultura valenciana y con vocación de extenderse “por todo el mundo”. Dacosta ha hecho este anuncio durante el desayuno Fórum Europa. Tribuna Mediterránea, en el que ha asegurado que con este proyecto quiere ser “coherente” con su discurso de hace décadas de que los chefs de la alta cocina, “los que tienen la imagen, el prestigio y el conocimiento de lo que ha ocurrido en torno a ellos en su territorio, han de tutelar la comida popular por el mundo”. “Todos hemos comido en Nueva York o en París y nos hemos lamentado de lo mala que estaba aquella paella, pero ¿quién ha hecho algo por solucionarlo?. Hemos dejado en manos de terceros la posibilidad de que alguien tutele nuestra cocina sin que nos hayamos movido, simplemente quejándonos”, ha apuntado. Por eso, el poseedor de tres estrella Michelín en su restaurante de Denia -tiene otras tres propuestas gastronómicas en Valencia- ha defendido que su “primer paso internacional estable en el tiempo es un proyecto en Londres con vocación de crecer en el mundo que versa sobre el arroz en paella”. Al proyecto le han puesto el nombre de Inpaella, aunque ha asegurado que todavía no sabe cómo se llamará el restaurante pero sí ha defendido que “no habrá mejor embajada en el mundo que vender paellas siendo lo más fiel posible a nuestra cultura”. “Es la mejor carta de presentación que podemos tener en el mundo porque al final vendemos felicidad”, ha añadido un Dacosta, que ha confesado que de joven “quería ser disjoquey” y que lo más cerca de la gastronomía que estuvo fue “fregando platos” hasta que a los 16 años decidió que se dedicaría profesionalmente a este sector, aunque nadie de su familia estaba ligado a la restauración. Dacosta ha asegurado que su trabajo será “pura artesanía” y ha valorado lo que este proyecto podría suponer para la canalización de productos de la Comunidad Valenciana y no solo alimentarios, “un crecimiento de la gastronomía valenciana en el mundo”. Para conseguirlo, ha apostado por “dotar de formación a la gente” y ha asegurado que para cocinar paellas en Londres debería “llevarse a gente cualificada” y que le gustaría aunque “no puede” hacer lo que grandes cocineros franceses que “fichan” a los primeros de cada promoción en su país para abrir restaurantes por el mundo. “Si Rafa Nadal fuera valenciano, habría que crear las mejores escuelas aquí. Tenemos que tener los mejores centros de formación”, ha señalado y ha defendido que “si vamos a hacer turismo y de calidad, debemos formarnos y formar”. “Me gustaría ser referente y que conmigo se construyera un discurso de territorio porque yo no compito contra chefs, compito contra comunidades autónomas y países”, ha dicho y ha deseado que los turistas gastronómicos “decidan venir a la Comunitat con Quique Dacosta restaurante como faro que les hace venir para que inviertan este tiempo aquí y que les rentabilice más que ir a Cataluña y País Vasco siete días”. Dacosta, que ha sido presentado por el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha valorado su papel como embajador contra el hambre y ha asegurado que, si los países quisieran. “Se podría erradicar el hambre en el mundo”. EFE mc/jc/msr

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *