Elegante y sobrio en la despedida, Mariano Rajoy ha subido a la tribuna para pronunciar la frase que hace sólo 48 horas le parecía imposible: “Yo quiero ser el primero en felicitarle (a Pedro Sánchez)”. En su corta despedida, ha querido dejar constancia de su rechazo al próximo gobierno dados los apoyos con los que ha contado. “Aceptaré como demócrata el resultado de la votación pero como bien saben, no puedo compartir lo que se ha hecho”, ha dicho. Después ha querido agradecer el apoyo recibido. “Ha sido un honor, no lo hay mayor haber sido presidente del gobierno de España”. Y ha reivindicado la labor del gobierno del PP estos años. “Ha sido un honor dejar una España mejor de la que encontré. Creo que he cumplido con el mandado fundmental de la política que es mejorar la vida de las personas”. Ha querido también dar a su mensaje un tono de humildad, pidiendo perdón “si alguien se ha sentido en esta cámara o  o fuera de ella ofendido o perjudicado”. Y su última frase, dirigida a Pedro Sánchez, al PSOE y a los que han apoyado la moción: “Suerte a todos ustedes por el bien de España”.  El broche elegante a este adiós ha sido acercarse hasta Pedro Sánchez y estrecharle la mano al nuevo presidente del Gobierno. El propio Pablo Iglesias ha destacado su tono cordial: “Mariano Rajoy ha sabido mantener una elegancia que por desgracia no hemos visto en su portavoz”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *