Los abogados del ex Presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira,  ha presentado una querella criminal en el Tribunal Supremo contra la magistrada de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, a quien acusa de prevaricación y revelación de secretos y una posible desobediencia al haberse negado al cumplimiento de los requerimientos judiciales dictados de su superior jerárquico. Ya no puede investigarlo Los hecho que denuncian Teixeira nacen en 18 de octubre del año pasado. Después de seis meses imputado junto a su ex socio, Sandro Rosell,  y el gestor andorrano, Joan Besolí por blanqueo de capitales, la sala 4 de la Audiencia Nacional decidió ceder la competencia investigadora sobre las posibles responsabilidades de Teixeira a su país de origen, Brasil. Es provocó que Carmen Lamela, la juez que investiga el Caso Rosell, tuviera que retirar la orden internacional de busca y captura contra Teixeira y dar carpetazo a las indagaciones que seguía contra él. Acató pero luego…¿desobedeció? Lamela, como es preceptivo, tuvo que acatar y acató la orden de su superior jerárquico, en este caso, la sala cuarta de la Audiencia Nacional. Sin embargo y por motivos que se ignoran, la juez, meses después, en concreto el 21 de mayo de 2018, emite una comisión rogatoria a Suiza en al que pide a las autoridades de aquel país que “le informen sobre la existencia de cuentas bancarias de Ricardo Teixeira en el país helvético así como de los eventuales movimientos contables del empresario brasileño. Lamela ya no podía investigar a Teixeira. Así se le ordenó la Audiencia. Sin embargo, contraviniendo estas órdenes que inicialmente había acatado, siguió dictando diligencias de investigación contra él que fiera presidente de la Confederación Brasileña de futbol.  Teixeira, ante el Supremo Teixeira considera esta actuación judicial un atropello a sus derechos y, por ello, se ha querellando en el Supremo contra la magistrada. Lamela ordenó la detención  de Sandro Rosell hace 13 meses. Le acusaba, como Teixeira y a Besolí, de blanqueó de capitales procedentes de comisiones ilegales obtenidas por la comercialización  de partidos de la selección de fútbol brasileña. Rosell y Besoli continúan  en prisión preventiva.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *