Esta pancarta con el lema “Libertad presos políticos y exiliados”, en catalán e inglés, junto con un lazo amarillo, fue motivo de polémica cuando la Junta Electoral Central ordenó retirarla, al inicio del ciclo electoral de los comicios del 28A y 26M, argumentado que durante este periodo no se podían exhibir lemas partidistas en edificios públicos. Torra desoyó inicialmente la orden y no retiró la pancarta al término del plazo que dio la JEC, el pasado 21 de marzo, lo que le acarreó días después una querella de la Fiscalía por desobediencia, por la que ya ha tenido que declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Cuando ya había expirado el plazo que le había dado la JEC, Torra optó por tapar primero la pancarta con otra con el mismo lema y un lazo blanco con franja roja, en lugar del color amarillo. Una alternativa que fue vetada de nuevo por la JEC y que dio lugar a una tercera pancarta, que decía “Libertad de opinión y expresión”, que sí fue autorizada en este caso y que se ha mantenido en el balcón del Palau de la Generalitat durante todo el periodo electoral. 

Total
0
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts
Read More
Estos son algunos apuntes de lo que ha deparado la tercera semana de la vista oral: – NI…
Read More
Así se refleja en la encuesta de Sigma Dos que recoge El Mundo en su edición de este…
Read More
El excomisario, en prisión preventiva desde noviembre por el caso Tándem, solicitó ayer declarar por videoconferencia debido a…
Read More
Además la Policía ha difundido el momento en el que retiran el coche que Ángel Boza uso para…