La alcaldesa de Vic, Anna Erra, ha colgado en su cuenta de Twitter un vídeo que muestra el incidente, en que un coche entra en la plaza, de uso peatonal, y, tras recorrer los laterales embistiendo las cruces, acaba huyendo por una calle adyacente. Algunos vecinos que presenciaron el incidente increparon al conductor y dieron patadas al vehículo para detener su marcha, sin lograrlo. “Denunciemos enérgicamente este atentado contra la libertad de expresión en Vic. No caigamos en sus provocaciones. Seguiremos reclamando nuestra coaccionada libertad de expresión”, ha publicado la alcaldesa en su mensaje de Twitter. La alcaldesa obvia que la libertad de expresión está prohibida en Cataluña para los que son constitucionalistas, así como que en España no hay presos políticos, sino políticos progolpistas presos. Unas 2.500 cruces amarillas fueron colocadas ayer en la plaza Mayor del municipio, centro neurálgico de esta población barcelonesa, en un acto de apoyo a los políticos secesionistas presos. El acto responde a una iniciativa privada que pretende que las cruces permanezcan plantadas en la plaza hasta esta tarde y prevé que puedan ser apadrinadas por ciudadanos para recoger fondos destinados a la “caja de resistencia” de los políticos independentistas presos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *