El real decreto modificará la ley de Memoria Histórica de 2007 por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura. Una decisión que según el Gobierno será totalmente garantista y que abrirá un proceso durante el que deben superarse una serie de trámites como la convalidación del real decreto por parte del Congreso. El Gobierno cree que contará con los apoyos necesarios ya que sólo necesita mayoría simple. En principio, tienen el sí de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT y el PNV, que sumarían 177 votos favorables. Uno más de los que necesita.  El PP opta por un rechazo estratégico. Ha anunciado que va a recurrir el decreto al Constitucional por el camino legal escogido, el decreto ley porque no se trata de una situación de extraordinaria y urgente necesidad. Además, la exhumación dependerá de dos incógnitas: la reacción de la familia del dictador, contraria a desenterrar los restos, y de la Iglesia que gestiona la basílica del Valle de los Caídos.  Por tanto la exhumación efectiva de los restos de Franco no será inminente. En todo caso, el Ejecutivo no quiere informar de la fecha exacta para evitar protestas o manifestaciones. El portavoz del PSOE en el Senado, Ánder Gil, ha dicho hoy a PP y Ciudadanos, que rechazan la urgencia de un decreto ley para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos, que “para algunos nunca es un buen momento tocar ciertas cosas y así llevamos 40 años”. En una entrevista en RNE, Gil se ha dirigido a quienes mantienen algún tipo de discrepancia sobre esta cuestión y les ha preguntado “¿Por qué se tiene que mantener un mausoleo a un dictador en una democracia?”. Sobre la demandas de los grupos catalanes de suspender las sentencias franquistas, Gil ha señalado que, de momento, el Gobierno aborda la fase de la exhumación, que es lo que hoy va a Consejo de Ministros, y el resto de cuestiones “habrá que someterlas a debate en el futuro”. A la pregunta de si la exhumación se consumará antes de fin de año, Gil ha señalado que le gustaría pero “lo importante es que se tome la decisión y se haga con seriedad, prontitud y en el marco de lo que establece la ley”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *