No se equivocó al entrar en la M-30, lo hizo a conciencia, sabiendo que circulaba en dirección contraria. El kamikaze, de 52 años, circulaba en un Audi negro descapotable. Así recorrió anoche 19 kilómetros de la carretera de circunvalación de Madrid, la M-30. Ocurrió a las once de la noche, cuando circulaban muchos vehículos por esta vía, que avisaron a la policía. Varias patrullas lo han perseguido y han tratado de darle el alto, pero él ha continuado adelante a toda velocidad. Incluso trataron de cortarle el paso, pero el conductor logró esquivarlos. Finalmente se estrelló contra otros cuatro vehículos y ha provocado 8 heridos, 6 de ellos leves y dos menos graves. Entre los afectados había una familia y un menor de 14 años.  Los bomberos han tenido que sacar al kamikaze que se ha resistido a abandonar el vehículo. Los agentes le han hecho las pruebas de alcohol y drogas y se enfrentará a un delito contra la seguridad vial. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *