Según Valerio, el patriotismo se demuestra pagando impuestos y “queriendo al país en serio, no solo de boquilla”. La ministra ha hecho estas declaraciones esta noche en Almassora (Castellón), donde ha asistido al acto de presentación de candidatura de la socialista Merche Galí, que es alcaldesa de la localidad desde 2017. Para Valerio “no da igual” un gobierno de Mariano Rajoy que uno de Pedro Sánchez, porque “con Rajoy todo era recorte”. La ministra ha asegurado que para sacar adelante el Estado de bienestar y una sanidad pública “potente y correctamente financiada” hay que tener “una fiscalidad justa”. Así, ha indicado que al llegar al Gobierno, los socialistas “tuvimos que recuperar la sanidad pública universal”, porque “la quitó Rajoy”, ha dicho. Y eso, ha añadido, pasa siempre que “llegas tras un Gobierno del PP”, que hay que “recuperar derechos perdidos” y el Estado del bienestar, que debe garantizarse “con una fiscalidad justa y que pague más el que más tiene y que trinquemos a los que no pagan y se lleven el dinero a paraísos fiscales”, ha subrayado. Desde que Sánchez llegó a la Presidencia del Gobierno, ha asegurado, “no hay Consejo de Ministros en el que dejemos de aprobar reales decretos o planes que son buenos para la ciudadanía”. Mientras que los Consejos de Ministros de Rajoy, ha agregado, ella los llamaba “los viernes de dolores”, porque siempre “aprobaban un real decreto o dos para recortar derechos”. Y ha recordado el día que Rajoy recortó las prestaciones de desempleo y “dijo que iba a hacerlo porque eran desincentivadoras de la búsqueda de empleo” y entonces “la bancada del PP gritaba “¡a trabajar!” y “una señora, Andrea Fabra dijo: ‘que se jodan'”. Según Valerio, las formas “con las que gobernamos, no dan igual” y el PSOE, ha dicho, “tenemos una manera de gobernar que es de escuchar a la gente y atender a las personas”. La ministra ha asegurado, por otra parte, que ahora “está muy de moda la crispación y el insulto” y ha mostrado su deseo de que en la próxima legislatura “llegue el personal más tranquilo y más relajado”, porque lo visto en las últimas sesiones en el Parlamento “es una locura, con insultos al presidente a todos” y esto, “perjudica la salud de las personas y de la democracia”. Según Valerio, “puedes discrepar sin insultar perfectamente” porque, además, ha agregado, “la ciudadanía de a pie está hasta las narices del follón permanente y de que se dedique tiempo a dimes y diretes en lugar de a intentar solucionar problemas de la ciudadanía”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *