“Se me hiela la sangre de pensar que yo pudiera estar apoyando o ayudando a democratizar o a blanquear un partido que tiene las manos manchadas de sangre y de sangre de mis propios compañeros. A mí, eso, me produce un asco infinito”, ha dicho Espinosa en Antena 3. Ha considerado además una “ofensa gravísima” que el PSOE tache a Vox de no constitucionalista, cuando es “el partido de las víctimas del terrorismo, de Ortega Lara y de Abascal, padre e hijo”. Por contra, ha incidido en que los socialistas deberían contestar por qué pactan con partidos separatistas, por qué han “bailado el agua” y legalizado a Bildu y por qué se decidió “legalizar, financiar y perdonar a sus presos”. “Y, por cierto, aún no le oído pedir perdón ni a Sánchez ni a Zapatero”, ha recalcado, porque todo lo que recogen las actas de ETA “se ha ido cumpliendo”, lo que, para Vox, parece claro que es constitutivo de delito. Ha lamentado que por un “capricho” de Cs y el “protagonismo” de su presidente, Albert Rivera, Manuela Carmena pueda repetir como alcaldesa de Madrid, una actitud que ha cuestionado cuando, según ha dicho, hasta el candidato del PSOE a la Comunidad, Ángel Gabilondo, les ha invitado por carta a sentarse a dialogar. Aunque no habrá acuerdo con el PSOE, ha puntualizado, Espinosa cree que la situación resulta “peculiar”. Sobre en qué grupo del Parlamento Europeo prevén integrarse, ha indicado que aún no está decidido, pero ha avanzado que es “improbable” que puedan formar parte del mismo en que estén los partidos de ultraderecha del italiano Matteo Salvini y de la francesa Marine Le Pen. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *