Normalmente a los nuevos gobiernos se les dan 100 días antes de enjuiciarlos. A Josep Borrell sólo unos minutos. Carles Puigdemont parecía tener preparado este tweet demoledor sobre el nombramiento del nuevo ministro de Exteriores: “Los apologistas lo llaman, satisfechos y pomposos, “un tiempo nuevo”. ¿Rescatar perfiles de otro tiempo que se han significado en la escalada del odio, es el gesto que tenían pensado para enviar un mensaje de fraternal desescalada?”, dice Puigdemont.  Otra de las críticas más duras a Borrell es la del diputado de ERC, Gabriel Rufián, en twitter:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *